Seeking Leaders for Global Change

Ocho cosas que pueden hacer las ONG para obtener más diversidad en su reclutamiento

Escrito por Emily Davila

Últimamente pareciera que todas las organizaciones tuvieran un plan: una visión 2020 o una agenda 2030. Todo suena muy futurista. Estos años pasan más rápido de lo que uno piensa, y antes de que nos demos cuenta, es hora de realizar un nuevo plan.

Pero cuando en Mission Talent vemos hacia el futuro, queremos ver como meta un liderazgo más diverso y representativo. ¿Quiénes son los líderes de 2030?, ¿y qué estamos haciendo actualmente para promover diversidad en el liderazgo?

Las organizaciones deben asumir la responsabilidad de su diversidad -y nosotros como empleados, socios y miembros de la sociedad civil- debemos presionar para que sea así. Las excusas del siglo veinte se están desmoronando, este es el momento de ser valientes y vanguardistas.

Aquí van ocho ideas. También nos gustaría escuchar tus ideas vía Twitter o comentarios de LinkedIn.

1. Comprender que la diversidad abarca muchas cosas- habilidad, género, raza, nacionalidad, estatus económico, idioma y más. Líderes diversos atraen perspectivas diversas.

2. Realiza una auditoría de diversidad en todos los niveles de tu organización: te puedes sorprender de lo que encuentras.

3. Ten conversaciones incómodas con tus colegas. Toma el tiempo para comprender qué es lo que falta en tu equipo y planifica para el futuro.

4. Diseña procesos de reclutamiento que alcancen distintos tipos de talento. Un proceso estratégico te ayudará a llegar a candidatos más diversos. Contrata expertos para ayudarte a lograrlo si es necesario.

5. Toma riesgos e invierte. No sólo contrates el candidato seguro o el interno -recluta gente que rete el estatus quo. Invierte en entrenamiento de personal. El analista de hoy es el líder de mañana.

6. No toleres discriminación ni hostigamiento en ningún lugar; pierdes mucho talento cuando las personas se sienten excluidas.

7. Brinda a tus empleados la oportunidad de adaptar el trabajo a sus vidas. Criar niños pequeños y cuidar de padres ancianos son etapas de la vida. Al igual que lo es cuidar de tu bienestar personal o profundizar tu educación. Los empleados a quienes se les brinda flexibilidad durante estos períodos tienden a mantenerse leales.

8. Contratar un empleado distinto es sin duda un buen paso. Pero es el principio de un camino, no el fin. Construye un plan de integración que prepare al empleado para el éxito y le brinde apoyo constante.

Emily Davila, Head of Research