Seeking Leaders for Global Change

No soy ingeniero, ecologista o doctor. Así que, de esta forma es como logro hacer una diferencia.

Escrito por Emily Davila

En 2003 era pasante en la ciudad de Nueva York y fui a ver a Jeffrey Sachs (en ese entonces director del Earth Institute de la Universidad de Columbia) dar una serie de charlas sobre las Metas de Desarrollo para el Milenio (MDM). Éstas se convirtieron en las bases para el Proyecto del Milenio y Sachs después se desempeñó como Jefe Embajador de las MDM por muchos años.

Era una época emocionante. Las MDM eran metas nuevas y digeribles a las cuales las personas se podían aferrar. El pensamiento pragmático dominaba -si tan sólo hubiéramos tenido la planificación y los recursos para llevarlo a cabo, podríamos haberle puesto fin a la pobreza.

Yo solía tomar el tren hacia la parte alta de la ciudad para luego sentarme en la audiencia, totalmente inspirada. Era joven y fácil de impresionar y Jeff Sachs era mi héroe. Luego de cada charla, había una ronda de preguntas y respuestas, y recuerdo cuando un estudiante le preguntó:

“¿Cuál consejo nos darías?, ¿Cómo podemos involucrarnos?” Él dijo algo más o menos así: adquiere una habilidad, conviértete en ingeniero hidráulico o en especialista de la salud o en urbanista.

Su respuesta me ha seguido por años. Al igual que la mitad de los alumnos en el salón, yo había estudiado Relaciones Internacionales. Yo no era capaz de arreglar tuberías ni sabía nada sobre la distribución de mosquiteros. Era muy tarde para mí.

Pero, la semana pasada en el trabajo, tuve una revelación. Luego de hablar con el Director Ejecutivo de una organización, que se dedica a aportar acceso a la educación legal a prisioneros y luego con un emprendedor social, dedicado a ampliar los servicios para que los granjeros en el oeste de África puedan tener acceso a créditos, me di cuenta de que estaba haciendo exactamente lo que Jeffrey Sachs aconsejaba: había adquirido una habilidad y la estaba utilizando.

Me gusta creer que el desarrollo internacional ha logrado una nueva manera de pensar. Que actualmente reconocemos el hecho de que para lograr las Metas de Desarrollo Sostenible, debemos invertir en desarrollar líderes y en fortalecer las organizaciones. Ellos son el corazón que da vida a la sostenibilidad.

Es por esta razón que nuestro trabajo en Mission Talent es tan importante para nosotros. No importa qué esté combatiendo una organización; desde el cambio climático hasta el acceso al aborto seguro, nosotros escuchamos sus necesidades, analizamos el mercado y nos enfocamos en el trabajo de conseguir los candidatos ideales. Y tal vez no es tan sencillo como lo que Jeffrey Sachs proponía, pero el 2015 llegó y se fue.

Emily es Jefa de Investigación en Mission Talent, y escribió anteriormente sobre las MDMs aquí.

Emily Davila, Head of Research