Seeking Leaders for Global Change

Tu entrevista vista desde el otro lado de la mesa

Escrito por Mission Talent Team

Muchos podrían esperar una conexión entre la experiencia de un candidato y la calidad de sus entrevistas. Esa no es nuestra experiencia en Mission Talent: hemos visto entrevistas excelentes de candidatos jóvenes y algunas algo decepcionantes de candidatos con más experiencia.

Entonces, ¿qué hace que una entrevista sea exitosa? La preparación exhaustiva, excelente comunicación y algo de empatía son determinantes -al igual que cumplir con los requerimientos claves.

Nota: todo lo expuesto en este blog esta basado en experiencia real.

Preparación

Independientemente de que te hayas postulado directamente a un cargo o de que hayas sido contactado por un reclutador, necesitas mostrar interés en el cargo y en la organización. La mejor manera de hacerlo es de participar y hacer tu propia investigación antes de entrevistarte. Investiga sobre el sector, la organización, la “competencia” y asegúrate de poder explicar qué es lo que hace la organización. Piensa también sobre las tendencias en el sector; sus oportunidades y amenazas.

Comprende los requerimientos claves del cargo mediante el análisis detallado de sus especificaciones y de cualquier otra información que hayas obtenido. ¿Qué necesita la organización?, ¿cuáles serian tus tareas?, ¿cuáles son los requerimientos?

Piensa sobre todo lo que has hecho anteriormente que podría ser de valor para el cargo. El entrevistador busca ver cómo tú y tu experiencia se conectan con la misión, visión y valores de la organización. ¿Qué has hecho que sea comparable?, ¿qué situaciones ilustran tu toma de decisiones y tu reacción ante situaciones adversas?, ¿cuándo has tenido que trabajar con un compañero de trabajo conflictivo?, ¿cómo lo has manejado?; ¿cuándo has tenido que superar una crisis o cometido algún error? Y más importante aún, ¿cómo has aprendido de él? Piensa en cómo tus fortalezas se relacionan con todos los requerimientos, ¡pero también reflexiona acerca de tus debilidades!

La mayoría de las entrevistas hoy en día se hacen vía videoconferencia. Asegúrate de estar en un área silenciosa y que vaya a permanecer libre de interrupciones. Revisa tus equipos antes de la entrevista y asegúrate de que el entrevistador pueda verte adecuadamente (cabeza y torso; no sólo partes de tu cara o perfil). Evita la utilización de dispositivos portátiles a toda costa –el más mínimo movimiento distrae mucho al entrevistador. No te sientes de espaldas a una ventana (el entrevistador no podrá ver tu cara). Apaga la cámara y silencia el micrófono si necesitas ajustar tu posición, ropa o cualquier otra cosa; o si debes hablarle a otra persona.

Durante la entrevista

Recuerda, el entrevistador quiere averiguar cuáles son tus habilidades, tus experiencias y calificaciones que encajen con el perfil. Prepárate para que los miembros del panel no sean entrevistadores profesionales, lo que requiere de atención adicional a los siguientes puntos.

Escucha cuidadosamente las preguntas y asegúrate de contestarlas. Si no entiendes alguna pregunta, pide que sea replanteada. Tomarse el tiempo para pensar tu respuesta está bien. No permitas que el silencio te ponga nervioso. No tienes que llenar el silencio con palabras.

Da respuestas completas –y también permite que el entrevistador guíe la conversación. Se breve y específico. Una entrevista se trata de calidad y no de cantidad de palabras. Si te alejas de los temas que el entrevistador quiere cubrir, no sólo puede perder el interés, sino también significa que tendrás menos tiempo para discutir los asuntos que ellos quieren conversar.

Asegúrate de que te estén entendiendo; hay claves visuales que pueden ayudar en entrevistas presenciales y en vídeo así que permanece al tanto de ellas. En entrevistas exclusivamente de audio puede que necesites tomar una pausa y confirmar verbalmente más seguido. Nuevamente: deja que el entrevistador te guíe en la entrevista.

No te prives de hablar de ti y de tus logros –o de las fortalezas que tengas que hayan contribuido a que tu equipo lograra una meta. El entrevistador quiere saber sobre TI. Hablar de “nosotros” muestra trabajo en equipo, pero muéstrale al entrevistador las fortalezas que tú hayas contribuido al éxito, resaltando tu desempeño y tu contribución.

¡El poder de reflexión es una fortaleza! Habla sobre tus debilidades y cómo las manejas. Cuando el entrevistador te pregunte sobre tus debilidades en el liderazgo, evita los clichés sobre considerar que eres adicto al trabajo o de que tienes el mismo nivel de expectativas hacia los demás como contigo mismo. Eso dejará al entrevistador con la duda sobre cuáles son realmente tus debilidades. Hablar abiertamente sobre tus debilidades es una fortaleza, crea confianza ¡y te hace auténtico!

No adornes o exageres tus logros. Sabemos que, al igual que nosotros, no eres perfecto –y una búsqueda rápida en internet o confirmación de referencia puede darnos otro punto de vista.

Después de la entrevista

Enviar un mensaje de agradecimiento, con algún detalle sobre tu percepción del proceso y con una breve descripción de tus logros siempre es buena idea, pero no demores. Si sientes que te faltaron aspectos importantes de la entrevista, manifiéstalos en este mensaje. A veces los próximos pasos en los procesos de reclutamiento son decididos rápidamente.

En Mission Talent nos gustaría saber sobre tu experiencia en entrevistas -las buenas y las malas. ¡Esperamos tus comentarios!

(Este blog fue publicado inicialmente como parte de la serie de PCDNetwork Career in Change 2017 en el portal de PCDNetwork)

Mission Talent Team